Vamos hablar de esta palabra clave: lenceria erotica.

Lenceria erotica tabú

Cuando me surgió la idea de montar la tienda de lenceria erotica on line, no pensé en la connotación negativa de esta palabra.

Aunque parezca increíble, aún hay muchas mujeres que tienen pudor en relación a la lenceria erotica. Se respeta que no todo el mundo hable abiertamente de su sexualidad, pero muchas veces pienso, que no se debe a la necesidad de guardar  la intimidad, sino a un pudor mal empleado.

Error de conceptos. Barreras y prejuicios

Una barrera,  pensar que la lencería erótica es solo para jóvenes y voluptuosas mujeres, cuando la lencería erótica se fabrica para todo tipo de mujer, tanto en variedad de estilos, como tallaje. Un claro ejemplo es la lencería erotica tallas grandes. . Además la lencería se abre camino al estilo urbano, ampliando el mercado de la lencería a la ropa urbana sexy, como en el caso de  los corsets, tops y mini vestidos

Otro error de concepto, que va de la mano del prejuicio, la relación entre lencería erótica y la moral laxa de quienes la usan, “la lencería erótica es de guarillas” ( he llegado a escuchar), o de viciosas. Muchas veces pienso que dirán las madres del colegio de mi hijo, cuando abiertamente y sin prejuicios,  hablo sobre el sector al que me dedico.

La connotación positiva, es comprender, que somos una unidad de persona y si nos gusta embellecernos para salir, porque no para un momento de complicidad  tan importante y necesario como  el sexo. Tal vez el quid de la cuestión es que el sexo sigue siendo tabú, por más que  hablemos abiertamente de liberación sexual.

La lenceria erotica, diferencias con la lenceria “normal”.

La lencería de cama ha evolucionado mucho, sin ir más lejos intimissimi, el Corte Inglés y  woman secret, exponen en sus vistosos escaparates una lencería de cama más osada, con ligueros y hasta corpiños abiertos. Pero no podemos catalogar a este tipo de lencería como erótica.

La lencería erótica esta diseñada para usarla durante el sexo, no solo para provocar, sino para interactuar con ella puesta. Es lencería diseñada para fetichistas. Para quienes disfrutan de la lencería como de una segunda piel. Un claro ejemplo de ello son los catsuits o bodystocking abiertos en la entre pierna

Similitudes: Ambos tipos de lenceria son de diseño elegante, con materiales finos y dibujan a una mujer que sabe lo que quiere.

Opciones en lencería erótica

Tangas, corsets, conjuntos, camisones, babydolls. Disfraces para todos los gustos y fantasías, para despertar pasiones. Complementos  y accesorios como guantes, medias, ligueros, pelucas.

Donde comprar lencería erótica

La lenceria erotica se vende mayoritariamente en sex shops, en la actualidad han evolucionado,  y encuentras este tipo de tiendas en centros comerciales y no escondidos en alguna calle desierta con letreros de neón. Aún así, sigue siendo la opción online la más discreta.

La lenceria erotica no tiene que ser tabú, nos habla de la salud de una pareja. Nos revela que además de madres, esposas, profesionales, somos mujeres sexualmente activas. Nos expresa que estamos en  equilibrio y hasta me atrevo a decir, tenemos cubiertas,  todas nuestras necesidades.

Y a ti te gusta la lencería erótica?. Te invito a leer nuestro artículo sobre cajón de lencería