Poliamor si o no

Vamos a empezar rogándoles a aquellos lectores que hacen juicio rápidamente,  que abandonen la lectura.

Vamos a hablar del poliamor, de la poliamoricidad o capacidad de amar a más de una persona a la vez.

poliamor

El amor es por naturaleza un sentimiento poliamoroso

El amor,  sin lugar a dudas, es el más noble y altruista de los sentimientos. Sabemos a ciencia cierta la indiscutible necesidad del ser humano de amar, lo reflejan todas las religiones. Somos conscientes del valor del amor,  en cuanto a la calidad de personas que modela. Amamos, somos poliamorosos por naturaleza. Amamos a nuestros padres, hijos, amigos. A lo largo de nuestras vidas, amamos a más de una persona o compañero sexual. Distintos amores, intensidad, experiencia.

El sexo

Con el sexo pasa lo mismo, cada persona tiene una capacidad diferente de amar. Cada individuo es único e irrepetible, ni mejor, ni peor. Diferente!, por lo tanto su capacidad de dar y recibir amor es diferente y esa diferencia se refleja también en su sexualidad, porque el sexo es parte indivisible del individuo.

El sexo y amor están reñidos

Cuando hablamos de sexo, pensamos en cuerpos (generalmente perfectos), en órganos sexuales. Estamos hablando de la biología sexual, (hormonas, feromonas, erección, lubricación, eyaculación). Estamos pensando en eamorl ejercicio físico (virilidad, penetración, resistencia, movimiento). Por no decir, que pensamos en una película porno, es desgraciadamente resultado de una Industria,  que no aporta nada y se retroaliementa del tabú y de miles de estereotipos.

Pareciera que el sexo está reñido con el amor. Que el sexo se reduce a una necesidad fisiológica y no una forma más de dar y recibir amor. Si aceptamos que el amor tiene tantas formas, porque el sexo debe reducirse a una monodieta sexual?.

 

1+1, la fórmula matemática que domina.

Así como existen personas heterosexuales, homosexuales, bisexuales, también existen personas poliamorosos. No estamos hablando de prácticas sexuales , ni de promiscuidad. Estamos hablando de sexo y amor en conjunción, de personas que pueden dejar de lado sus tabués y experimentar la existencia de la pansexualidad. De la capacidad de amar a diferentes personas,  más allá del cuerpo físico, de la imagen que refleja, del sexo que tenga, de la raza.

Hablamos de sexo y amor, como esa capacidad de quitar todo tipo de tips, tópicos, prejuicios, tabúes y simplemente amar. Partimos de la importancia del sexo y el amor en la salud del individuo, como alimento para su bienestar personal.

love poliamor

Estoy convencida que si el sexo dejara de ser un tabú en la sociedad, habría menos patologías enfermas. O acaso no es casual que los pederastas sean perfiles de individuos reprimidos sexualmente?.

Estoy convencida que erradicándo  las tensiones sexuales no resueltas, tendríamos relaciones sociales más sanas. Por lo tanto, una sociedad mucho más sana.

 

Pero para llegar al poliamor hay que trabajar muchos conceptos,  empezando por  los celos, el sentido de la pertenencia sobre las personas y muchas otras premisas que parten de la libertad individual y el respeto.

No es fácil ser poliamoroso en una sociedad que compite por todo, hasta por el amor que da y recibe. En una sociedad obsesiva compulsiva por la imagen y el sentido de la propiedad,  que abarca hasta las personas. Una sociedad fundada en los prejuicios, el engaño y basada en una “moralidad” que da asco.

Si te ha resultado interesante el tema. Te recomendamos El Librerío:  Espacio colectivo donde revisitar el mundo de los afectos y la sensualidad, sus mitos y sus márgenes desde una perspectiva libre y liberadora.