Una mujer cambia el porno. Una mujer titulada en Ciencias Políticas y Estudios de Género decide cambiar la industria del cine pornográfico.

Explica en este vídeo en formato monólogo,  lo que muchas mujeres sentimos al mirar cine porno.

Describe películas repletas de clichés y estereotipos,  hiper sexualizados, la mujer como objeto,  con orgasmos fingidos . Mujeres barbies, conejitas,  dispuestas a complacer el ego masculino.

Cine dirigido a hombres de mente estrecha, machistas que no saben dar placer, que están acostumbrados solo a recibirlo.

Puntualiza como triste, que  la pornografía está al alcance de adolescentes y que en muchos casos, el porno pasa a ser un modo de educación sexual, ya que se consume antes de comenzar a tener sus primeras relaciones sexuales. Evidentemente contribuye en disociar la realidad de la ficción y fomentar el sexismo.

Esta mujer afirma que si no queremos avergonzarnos de ver porno, entonces el porno debe cambiar.

A partir de este Eureka, ha comenzado a  producir películas para adultos con un enfoque mucho más maduro, real e inteligente.

Video en el enlace